images panrico

Estas últimas semanas ha saltado a la opinión pública la crisis de reputación de una marca muy conocida y reconocida del sector de alimentación en España: Panrico, fabricante de marcas muy conocidas de consumo como es Donuts.

Según hemos sabido por los medios de comunicación, la compañía anunció inicialmente que no podía pagar las nóminas de septiembre a sus empleados y posteriormente comunicó que pensaba hacer un ajuste de plantilla de 1.900 personas, es decir, el 50% de la plantilla total actual y para los que se quedaran les proponían una reducción del sueldo de entre el 35% y el 45%.

Todo ello viene provocado por una situación financiera de la compañía que es inaguantable, ya que entre otros motivos tienen una deuda acumulada de casi 700 millones de €. Según parece el origen de esta situación viene provocada, como es natural, por varios factores: plantilla sobredimensionada (4.000 empleados) para una facturación anual de 500 millones de €, relanzamiento de Donuts que costó 35 millones de € y no hizo más que hundir las ventas en lugar de recuperarlas, diferentes propiedades de la empresa en los últimos años, pérdidas acumuladas de 700 millones de € desde el año 2008, 4 directores generales en solo 5 años así como la indefinición de un proyecto sostenible en el tiempo. Continue reading


descarga castor

Hasta hace más o menos 3 semanas el 99,99% de la población española desconocía una marca nueva: la plataforma Castor, dedicada a la extracción de recursos naturales del fondo submarino e instalada entre la provincia de Castellón y Tarragona.

Pues bien creo que han batido un record que jamás hubiera imaginado: han pasado en 3 semanas de ser una de las marcas más desconocidas a ser una de las marcas más desprestigiadas y odiadas por los ciudadanos, sobretodo de esa zona. Han conseguido en un tiempo record pasar de ser una empresa desconocida a tener su actividad, es decir la licencia para operar, totalmente suspendida hasta nueva orden por parte del ministerio de industria.

¿Por qué ha ocurrido todo esto?, ¿cuáles han sido los principales errores que se han cometido?, ¿cómo se ha llegado a esta situación?

La plataforma Castor que ha representado una inversión de 1.200 millones de € según parece por todos los informes realizados, ha sido la causante de más de 500 terremotos sísmicos en un mes cercanos a su ubicación, algunos de ellos de casi 4 grados en la escala de Richter, que ya se consideran peligrosos para la población. Continue reading


descarga (2)

Han pasado casi 2 meses de una de las mayores catástrofes ferroviarias de nuestra historia tanto por el número de víctimas, como por el número de heridos como por la cantidad de imágenes que pudimos ver de dicho accidente.

Se ha hablado y escrito mucho sobre el desgraciado accidente y las posibles causas del mismo pero ante todo creo que la gestión de un accidente de esta envergadura es muy difícil de gestionar.

Por mi parte quiero reflexionar sobre cuales han de ser las explicaciones a dar en los momentos iniciales de una situación de crisis: hay que dar HECHOS y no conjeturas o especulaciones, solo hechos.

Me sorprendió muchísimo de las explicaciones que daban las autoridades que todas ellas llevaban a pensar a la opinión pública que el fatídico accidente se debía únicamente a la mala praxis del conductor del tren, por que se confesó culpable del mismo.

¡Ya tenemos excusa!, debió de pensar algún experto. Continue reading


images (2)

 

 

Cuando tu reputación de marca se vincula al blanqueo de dinero tienes un problema. Eso es lo que le ha pasado al HSBC.

Hemos conocido otro ejemplo más de malas prácticas empresariales, en este caso en un sector cuya reputación en general en estos momentos deja mucho que desear: el sector bancario.

Según hemos podido leer el HSBC ha aceptado pagar casi 1.500 millones de euros en forma de multa para que de esta manera se desestimen las acusaciones del gobierno federal de los EE.UU. por ser la “institución financiera preferida” de los cárteles y grupos ilegales.

Por este motivo tendrá el triste record de ser la entidad financiera que ha recibido la multa más importante del mundo, hasta ahora.

Vuelve a sorprender de nuevo ver una crisis de reputación de una marca como esta ya que según parece la multa viene originada por que el banco no disponía de un programa efectivo contra el blanqueo de dinero y por lo que se desprende de las informaciones parece que eran el banco preferido de los carteles mexicanos y colombianos.
Parece increíble pero es así. Uno puede pensar que si estas malas prácticas se dan en uno de los mayores bancos del mundo, que otras malas prácticas harán aquellos bancos que no son tan grandes y que no están tan “expuestos” mediáticamente.

Ante una situación como esta es fácil preguntarse también cuanto dinero se habría gastado el banco si no hubiera pactado una multa previa y hubieran llegado a juicio¡¡. Probablemente les ha salido barato.

No es el último ejemplo, por desgracia que vamos a ver pero con la cantidad de malas prácticas empresariales habituales que hemos conocido en estos últimos años, estaría bien que algún alto directivo se dedicara a proponer elementos de mejora en los comportamientos de las marcas, que lógicamente vienen determinados por su cultura organizacional, que seguro que servirán para hacer las cosas muy diferentes de cómo se han hecho hasta ahora.

Por cierto, seguro que el banco HSCB debía tener un código ético interno, estoy convencido. Y luego el sector bancario y financiero nos reclama más confianza y más credibilidad. Tienen una oportunidad de oro para reconstruir su reputación de marca, pero en el fondo han de ser conscientes de querer hacerlo, y de esto último no estoy tan convencido. Solo depende de ellos.

 


Glaxo-620x270

 

 

Parece que las marcas no aprenden de los errores anteriores. Hace justo un año uno de los laboratorios más grandes del mundo, GlaxoSmithKline fue condenado por el gobierno de los EE.UU. con una de las mayores multas que se ha impuesto a una industria, 3.000 millones de dólares, por malas prácticas empresariales con unos fármacos.

Siempre he creído que las marcas, cuando sufrían una situación de crisis de reputación, tenían ante si la gran oportunidad de aprender de los errores y poner en marcha nuevos mecanismos para revisar sus comportamientos y no volver a cometer errores. Eso es lo que yo creía pero la realidad empieza a superar a la ficción: el mismo laboratorio, GSK, acaba de ser investigado por las autoridades chinas y han detenido a 4 de sus principales directivos en ese país, por graves delitos económicos. Según parece los 4 directivos ofrecían grandes sobornos a funcionarios del gobierno, asociaciones médicas, hospitales y médicos con el objetivo de ampliar el mercado y subir los precios de los medicamentos, a parte también de evadir impuestos.

El problema es que dichas malas prácticas no eran ocasionales si no que según parece se estuvieron haciendo desde el año 2004 hasta el año 2010, es decir durante 6 años seguidos.

Además, para colmo, la compañía farmacéutica había realizado una investigación interna, a raíz de una denuncia anónima, y resulta que no habían encontrado pruebas de sobornos o corrupción.

La verdad es que dicha situación no parece real, pero nada más lejos de la verdad, sobretodo después de haber recibido ya una multa millonaria por otras malas prácticas.

Otra vez se vuelve a demostrar la importancia de la gestión de los comportamientos de la marca como uno de los drivers principales a la hora de construir la reputación de una marca.

Ya no se si decir en esta ocasión, la segunda en un solo año de tiempo, que la compañía debería hacer algo más para poder atajar estas crisis de reputación y ayudarse a construir una reputación de marca diferente a la que tiene hasta ahora.