images

 

Hemos conocido que la Unión Europea ha impuesto una multa record de 1.700 millones de € a seis grandes entidades financieras europeas: Citigroup, JP Morgan, Deutsche Bank, Societe General, Royal Bank of Scotland y el bróker RP Martin. Según la UE, estas entidades financieras manipulaban los tipos de interés del Euribor y el libor, formando un cartel en el que todos colaboraban para sacar el máximo rendimiento posible.

Según informó la UE, el motivo de esta multa es para castigar estas prácticas que parece que se llevaron desde el año 2005 hasta el 2008 y también para disuadir de que se vuelvan a darse en el futuro (ojalá sirva para eso¡¡¡¡). Continue reading


descarga

Por si algún despistado podía tenía alguna duda todavía las malas prácticas directivas pueden crear una crisis de reputación tanto a la marca como a sus directivos.
Este es el caso de la antigua marca de la Caja de Ahorros del Mediterráneo, la CAM, marca que ya no existe y cuyos principales directivos han sido citados en la audiencia nacional por delitos contra la hacienda pública, falsedad documental y administración fraudulenta. De los 5 directivos, 2 de ellos han sido ingresados en prisión bajo una fianza de 1,5 millones de euros para el caso del ex director general, Roberto López Abad, que ya la ha depositado y solo ha pasado un par de noches entre rejas y de 400,000€ para otro exdirectivo.

Algunos directivos pueden creer que las malas prácticas empresariales pueden salir impunes, pero lo que es cierto es que la justicia va haciendo su trabajo, para desgranar cuales han sido las prácticas empresariales más habituales en un sector tan sensible como es el bancario y/o financiero, al cual se le acusa de ser en gran parte responsable de la actual situación de crisis económica y que no está teniendo sus mejores índices de reputación de marca. Continue reading


images

Parece que hoy en día es mejor pagar para proteger tu reputación de marca y así evitar una crisis reputacional, que invertir  cada día un poquito en construir unos comportamientos empresariales diferentes.

Por lo menos eso se desprende de la información que hemos conocido de que el banco JPMorgan y la agencia federal financiera de la vivienda en los Estados Unidos, han llegado a un acuerdo (es decir han pactado) el pago de cerca de 10.000 millones de euros ( no me he equivocado en la cifra) para evitar así posibles demandas civiles y penales por el rol que jugó dicha entidad financiera en el caso de las hipotecas basura del 2008 de Fannie Mae y Freddie Mac respecto al supuesto fraude financiero a la hora de vender activos respaldados por hipotecas que dieron origen al estallido de la burbuja inmobiliaria así como al estallido de la actual crisis financiera.

Continue reading


images (2)

 

 

Cuando tu reputación de marca se vincula al blanqueo de dinero tienes un problema. Eso es lo que le ha pasado al HSBC.

Hemos conocido otro ejemplo más de malas prácticas empresariales, en este caso en un sector cuya reputación en general en estos momentos deja mucho que desear: el sector bancario.

Según hemos podido leer el HSBC ha aceptado pagar casi 1.500 millones de euros en forma de multa para que de esta manera se desestimen las acusaciones del gobierno federal de los EE.UU. por ser la “institución financiera preferida” de los cárteles y grupos ilegales.

Por este motivo tendrá el triste record de ser la entidad financiera que ha recibido la multa más importante del mundo, hasta ahora.

Vuelve a sorprender de nuevo ver una crisis de reputación de una marca como esta ya que según parece la multa viene originada por que el banco no disponía de un programa efectivo contra el blanqueo de dinero y por lo que se desprende de las informaciones parece que eran el banco preferido de los carteles mexicanos y colombianos.
Parece increíble pero es así. Uno puede pensar que si estas malas prácticas se dan en uno de los mayores bancos del mundo, que otras malas prácticas harán aquellos bancos que no son tan grandes y que no están tan “expuestos” mediáticamente.

Ante una situación como esta es fácil preguntarse también cuanto dinero se habría gastado el banco si no hubiera pactado una multa previa y hubieran llegado a juicio¡¡. Probablemente les ha salido barato.

No es el último ejemplo, por desgracia que vamos a ver pero con la cantidad de malas prácticas empresariales habituales que hemos conocido en estos últimos años, estaría bien que algún alto directivo se dedicara a proponer elementos de mejora en los comportamientos de las marcas, que lógicamente vienen determinados por su cultura organizacional, que seguro que servirán para hacer las cosas muy diferentes de cómo se han hecho hasta ahora.

Por cierto, seguro que el banco HSCB debía tener un código ético interno, estoy convencido. Y luego el sector bancario y financiero nos reclama más confianza y más credibilidad. Tienen una oportunidad de oro para reconstruir su reputación de marca, pero en el fondo han de ser conscientes de querer hacerlo, y de esto último no estoy tan convencido. Solo depende de ellos.

 


descarga

 

 

El sector financiero español ha sido uno de los actores más importantes que han tenido que ver con la actual situación de crisis que tenemos encima. Lo cierto es que si de una manera individual vamos analizando los datos, puede parecernos casos aislados, pero leyendo el artículo publicado en El País me di cuenta de la situación actual de la merecida reputación que tienen el sector bancario en nuestro país: “La justicia española está investigando a 9 entidades financieras y hay 90 directivos imputados”.

Las entidades financieras investigadas son Bankia, Caja Madrid, Banca Cívica, CAM, Banco de Valencia, Caixa Penedés, Caja Castilla La Mancha y Eurobank y han recibido casi 38.000 millones de euros de nuestros impuestos, cantidad que supera a todos los recortes que el Gobierno ha tenido que hacer.

Siempre he defendido que el proceso de construcción de reputación de una marca pasa por la correcta gestión de la cultura organizacional, los comportamientos que se llevan a cabo y por último por la comunicación de marca. Pues bien, parece  que los comportamientos de los directivos bancarios no han sido muy ejemplares que digamos aunque tal vez dichos comportamientos venían provocados por una cultura organizacional que permitía ese tipo de malas prácticas.

Lo cierto de todo esto es que no sabemos si va a existir algún tipo de castigo ejemplar para esa clase directiva de estas 9 entidades financieras. Ese desconocimiento de lo que les puede pasar es lo que hace creer en las personas esa falta de credibilidad y de confianza en la justicia que parece que los “poderosos” son intocables, que los que han hecho salvajadas de guante blanco no salen perjudicados y se va a su casa “de rositas”, mientras que si es pequeño y desconocido seguro que no será “intocable”.

Alguien puede argumentar que sólo fueron errores de gestión  que vinieron provocados por la situación del mercado, pero me sorprende que “errores de gestión” dejen un agujero de casi 38.000 millones de euros que tenemos que pagar entre todos.

Lo de la solidaridad creo que tienen un límite

A mi entender le será muy difícil al sector bancario recuperar algún grado de credibilidad que le permita generar una mejor reputación ya que las “heridas” que ha provocado ante particulares y pyme’s son demasiado grandes como para poder creer que lo pueden hacer diferente.

Una vez más se demuestra que el proceso de construcción de reputación de una marca no solo pasa por la comunicación, sino que cada vez adquiere más importancia la correcta gestión de la cultura organizacional así como los comportamientos que llevan a cabo. Una vez bien hechas ambas cosas, nos podemos dedicar a comunicar los valores.

Lo que me temo también es que pocos gestos hará el sector bancario para mejorar su reputación mientras “no muevan ficha” de verdad y nos convezcan a los ciudadanos con otras nuevas maneras de hacer, que si creo que son posibles.