images

Estamos viendo en estos últimos días diversas noticias que han salido en los medios de comunicación sobre las que se debería reflexionar de una manera bastante intensa ya que demuestra que las prácticas empresariales llevadas de forma irregular, comportan situaciones de riesgo donde se pone en tela de juicio la reputación de una marca.

Además curiosamente los dos casos tienen un denominador común: estoy hablando del caso de Funnydent y del caso de Vitaldent. Ambas son marcas que operan en el sector de las franquicias de clínicas dentales y han salido a la luz pública porque, una de ellas ha echado el cierre de forma repentina de todos sus centros y la otra, Vitaldent, está siendo investigada por delitos económicos y toda su cúpula directiva ha sido detenida. Continue reading


descarga

Un recorte de plantilla, sea a nivel local, nacional o mundial, siempre representa un impacto inicial sobre la reputación de una marca. Bien es cierto que el impacto sobre la reputación puede ser mayor o menor según varias circunstancias. Una de ellas, la más importante, es la reputación que tenga la marca que ha de anunciar el recorte de su plantilla. En este caso hablamos de General Electric, una de las mayores compañías del mundo, con 300.000 empleados repartidos por todo el mundo y que me atrevo a decir que goza de una buena reputación.

Pues bien la compañía acaba de anunciar una reducción de 6.500 empleos en Europa donde posee una plantilla de 120.000 empleados y que es consecuencia de la integración que debe hacer la compañía después de haber adquirido Alstom en noviembre del año pasado. Continue reading


images

Hemos sabido hace unos días que marcas como Coca Cola, McDonald’s, Budweiser y Visa han puesto el grito en el cielo y han reclamado la dimisión del presidente de la FIFA, el Sr. Joseph Blatter.

Sorprender ver la situación que el todavía presidente de la FIFA que se ha visto obligado a dimitir, pero no a dejar su cargo hasta finales del próximo mes de febrero de 2016, y pensar que la misma situación en una compañía normal sería imposible (y si no que se lo pregunten a la Volskwagen), pero parece que en organizaciones como la FIFA es admisible.

El escándalo de la FIFA estalló el pasado mes de mayo, hace ya 5 meses, cuando 14 dirigentes y ejecutivos de marketing deportivo fueron acusados de corrupción por las autoridades americanas. Por lo que parece, a los patrocinadores de la FIFA se les está acabando la paciencia porque después de saber que la fiscalía suiza acaba de imputar al presidente de la FIFA por varios delitos, estas marcas entienden que la crisis de reputación que afecta a la FIFA les está generando una mala reputación a ellos, que se supone que se vinculan al fútbol como patrocinadores por que los valores que emanan de la FIFA coinciden o se acercan a los valores empresariales o éticos que ellos defienden.

Otra vez se pone de manifiesto que las malas prácticas directivas comportan al corto al medio o al largo plazo, problemas de reputación a la marca y por ende a las empresas, como en este caso, que apoyan a dicha marca, en este caso a la FIFA.

A ver si se puede sacar algún aprendizaje de esta crisis reputacional.


descarga (1)

Acabamos de conocer a través del Consorcio de Periodistas de Investigación, que uno de los principales bancos del mundo, el HSBC ayudó a sus clientes (más de 100.000) a evadir impuestos y ocultar sus fortunas (casi 90.000 millones de euros).

La verdad es que el revuelo mediático que se ha originado ha sido bastante elevado, pero no podemos olvidar que dichos datos se conocían desde el año 2010, es decir, hace 5 años. Según hemos conocido, los datos denunciados corresponden a la llamada lista Falciani, un exinformático que se llevó los datos de estos archivos que correspondían a diversas etapas del banco que iban desde el año 1998 hasta el año 2007, con lo cual creo, y no soy jurista, que todos los posibles delitos han prescrito. Continue reading


descarga

Estamos viendo en los últimos casos de multas en los EE.UU a compañías del sector financiero (Bank of America, JP Morgan o Citigroup) que la búsqueda por maximizar los beneficios de las compañías suele llevar a sus respectivos directivos a ejercer malas prácticas empresariales que, en muchas ocasiones, han acarreado problemas graves de reputación y también graves problemas económicos.

En este caso le ha “tocado el turno” a una de las 3 grandes agencias de calificación del mundo: Standard & Poors. La compañía ha preferido pactar con el Gobierno americano una multa de 1.3000 millones de euros a cambio de zanjar todas las acusaciones abiertas contra ellos por manipulación de valores financieros que en el año 2007 llevaron al inicio de la crisis financiera en los EE.UU. Continue reading