descarga

Ha pasado el tsunami pero las consecuencias del mismo siguen siendo visibles. Me refiero a la firma de wifi Gowex que hasta hace 2 meses era merecedora de tributos y reconocimientos y en estos momentos está en concurso de acreedores, sus acciones valen 0€, tiene proveedores que no cobrarán y su dueño ha tenido que pagar 600.000€ para eludir temporalmente la cárcel. Su auditor, en cambio, la desconocida empresa M&A ha ido a la cárcel.

Este es uno de los casos empresariales que más me ha impactado de los últimos años, ya que era una empresa poco conocida para la opinión pública pero que cotizaba en el mercado bursátil alternativo con un valor de 1.400 millones de €, que recibía reconocimientos empresariales y que se mostraba como un ejemplo a seguir. Continue reading


images (2)

Todos sabemos que el fútbol es el deporte rey por excelencia y por lo que parece es un sector social “intocable”, es decir, que cualquier circunstancia que se de en él no es importante o se debe minimizar por el bien del deporte. No se si el fútbol es un deporte o mejor deberíamos llamarlo directamente negocio, ya que está sujeto a pocas reglas por mucho que nos hagan creer lo contrario.

Quiero resaltar el tema del jugador de fútbol uruguayo Luis Suárez, que con su famoso mordisco en el pasado mundial de Brasil fue sancionado con 4 meses de inhabilitación deportiva más una multa de 85.000€. Pues bien esa sanción ha sido ratificada en agosto pero no ha impedido que el jugador haya sido fichado por el FC Barcelona por casi 90 millones de euros. Continue reading


images

Pasados los 100 días “de gracia” y después de la resaca borbónica debido a la abdicación del Rey de España el pasado mes de junio, se afronta una nueva situación monárquica en España, independientemente del debate político que no me interesa, sobre que debería hacer la Casa Real para reconstruir su reputación de marca en la actualidad.

Todo cambio provoca inquietud, eso lo sabemos, pero también genera una posible situación de riesgo o crisis, que si se gestiona correctamente puede producir un cambio de percepciones muy positivo. Creo la Casa Real debe aprovechar el inicio del nuevo reinado de Felipe VI para analizar y diagnosticar cual es la cultura interna en la organización y después construir todos los comportamientos necesarios alineados con esta nueva cultura. Si hemos de hacer caso del discurso del nuevo Rey es imperiosamente necesario que esa nueva cultura de marca se ancle sobre un concepto muy importante: la transparencia.

Transparencia no solo significa explicarlo que hace el Rey en su día a día, esto es comunicación. Transparencia es abrir las ventanas para que entre aire fresco, personas frescas e ideas nuevas que lleven a un cambio de rumbo que genere buenas percepciones en la opinión pública, que es diferente de la opinión publicada. Una primera manera de ser transparentes pasaría, por ejemplo, por conocer aquellos temas que más preocupan actualmente a la sociedad sobre la Casa Real y darles respuesta.

Ahí va el primer ejemplo práctico: conocer el presupuesto de la nueva Casa Real, ya que la crisis y los escándalos han forzado a tener unos comportamientos diferentes de los anteriores y sería un primer buen ejercicio de aire fresco para recuperar la reputación de marca perdida hasta ahora.

Es cierto que la recuperación de la reputación no se hace en dos días ni a golpe de talonario o de comunicación, pero podríamos aprender de lo que hacen otras monarquías europeas como en el artículo que publicó El País hace un par de meses.

Un largo camino empieza por un primer paso. A ver si con el cambio de Rey cambia la reputación de la marca Casa Real.


images (1)

Esto es lo que acabamos de ver en el caso de General Motors que después de 4 meses de investigación interna ha hecho público el resultado de la misma sobre el problema técnico que provocó 13 muertos en 47 accidentes relacionados con un defecto técnico del sistema de encendido. Por cierto que el problema técnico era conocido por la compañía desde hacía sólo 11 años.

Por lo que se desprende del informe interno, habla de “patrón de incompetencia y negligencia” y por ello ha despedido a 15 responsables directos de esas revisiones, ya que no asumieron su responsabilidad. Continue reading


descarga

Este tal vez podría ser un titular de prensa después de haber leído la información que han facilitado las empresas del IBEX sobre lo que ganan sus principales ejecutivos.

Antes que nada hay que decir que lo publicado puede ser compartido o no, pero al ser compañías privadas son sus órganos de decisión, como es la Junta General de Accionistas, los que pueden decir si están en contra o no de los sueldos y retribuciones de sus máximos directivos.

De media el sueldo de los directivos de las empresas que cotizan en el IBEX es 75 veces superior a la media que ganan sus empleados. Una cuestión que deberíamos hacernos: ¿cuánto hace ganar este alto directivo a su empresa y sus accionistas?. Continue reading