descarga

Si preguntamos a cualquier ciudadano sobra la credibilidad de los premios Nobel estoy convencido de que nadie la pondría en duda. De esto estaba seguro y convencido hasta hace 15 días y tengo que reconocer que ya no pienso igual. ¿por qué?

A principios de septiembre el gobierno sueco ha despedido a la cúpula del prestigioso instituto Karolinska, que es el responsable de otorgar el Nobel de medicina, tras la muerte de dos pacientes.

Según indica la  noticia, un caso de negligencia y de malas prácticas científicas está provocando la mayor crisis de reputación de dicho instituto y, por ende, del premio Nobel de medicina.

Parece que a raíz de la denuncia de una cadena de televisión sueca, se destapó los errores y malas prácticas que habían existido con el cirujano italiano Paolo Macchiarini y sus trasplantes de tráqueas sintéticas en tres pacientes, mediante una nueva técnica con células madre. Según parece, el famoso médico había falseado su curriculum y exagerado los resultados positivos de sus trasplantes (dos de los trasplantados murieron y un tercero sigue hospitalizado).

Para evitar posibles situaciones tan graves que pongan en peligro la reputación de una marca tan prestigiosa, se podía haber conseguido con una definición de la cultura de marca que podía incluir un elaborado gobierno corporativo que dejara claras una serie de situaciones, así como la mejora de ciertos elementos de comunicación interna, ya que también existía una “cultura del silencio” que acalló sistemáticamente las críticas hacia cualquier superior y se ignoraron las denuncias de otros médicos.

Como siempre en una situación de crisis reputacional, las consecuencias no sólo son nefastas para la reputación de la marca, sino que en este caso ha provocado el cese o la dimisión de casi todos los directivos del instituto.

De nuevo resalto la importancia de contar con un documento de buen gobierno corporativo que ayudaría a evitar situaciones tan complicadas como la descrita en este caso, y que también ayudara a la reconstrucción de  la reputación de una marca con tanto prestigio y que tanto tiempo les ha costado conseguir, como es el caso del Nobel de medicina.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *