descarga

Un recorte de plantilla, sea a nivel local, nacional o mundial, siempre representa un impacto inicial sobre la reputación de una marca. Bien es cierto que el impacto sobre la reputación puede ser mayor o menor según varias circunstancias. Una de ellas, la más importante, es la reputación que tenga la marca que ha de anunciar el recorte de su plantilla. En este caso hablamos de General Electric, una de las mayores compañías del mundo, con 300.000 empleados repartidos por todo el mundo y que me atrevo a decir que goza de una buena reputación.

Pues bien la compañía acaba de anunciar una reducción de 6.500 empleos en Europa donde posee una plantilla de 120.000 empleados y que es consecuencia de la integración que debe hacer la compañía después de haber adquirido Alstom en noviembre del año pasado.

El éxito de dicho proceso, a nivel de impacto real sobre su reputación de marca vendrá determinado SOBRETODO por cómo la compañía afronta dicha situación. Este abordaje de la situación también vendrá determinado por los comportamientos que tenga la compañía en este tipo de situaciones, que seguro que han vivido en otros países y en otras situaciones.

El coste que pueda sufrir la reputación de General Electric vendrá determinada, sin ninguna duda, por como gestione dicha situación. Ésta es una de aquellas situaciones que pueden incluso beneficiar y repercutir en positivo sobre la reputación de la marca General Electric.

Todo dependerá de cómo lo quieran y deseen afrontarlo


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *