images

Estamos viendo en estos últimos días diversas noticias que han salido en los medios de comunicación sobre las que se debería reflexionar de una manera bastante intensa ya que demuestra que las prácticas empresariales llevadas de forma irregular, comportan situaciones de riesgo donde se pone en tela de juicio la reputación de una marca.

Además curiosamente los dos casos tienen un denominador común: estoy hablando del caso de Funnydent y del caso de Vitaldent. Ambas son marcas que operan en el sector de las franquicias de clínicas dentales y han salido a la luz pública porque, una de ellas ha echado el cierre de forma repentina de todos sus centros y la otra, Vitaldent, está siendo investigada por delitos económicos y toda su cúpula directiva ha sido detenida.

Hasta ahora, podía existir la idea de que las malas prácticas directivas solo afectaban a la marca y su reputación, pero en estos dos casos citados, se da la circunstancia de que los directivos de las mismas han sido detenidos y puestos ante el juez para su declaración. Es decir la mala gestión de la marca ha pasado factura también a sus directivos/gestores. Está claro que son casos aislados que han provocado “daños colaterales” a sus marcas, no al sector en general, pero sí que es cierto que dañan la reputación del sector y nos les ayuda en nada situaciones como las descritas.

Una vez más se pone de manifiesto la necesidad de introducir en la gestión de las empresas la cultura de construcción de la reputación de la marca que ha de ayudar a los directivos a detectar posibles malas prácticas que se deberían erradicar por completo para no perjudicar a la marca ni a su reputación que tanto tiempo cuesta construir.

Para ello es necesario definir la cultura organizacional que se quiere tener y posteriormente definir los comportamientos que se irán alineando con dicha cultura, pero deben ser los directivos que con indicadores éticos sean los que marquen el proceso de construcción de reputación de la marca.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *