images

Hemos sabido hace unos días que marcas como Coca Cola, McDonald’s, Budweiser y Visa han puesto el grito en el cielo y han reclamado la dimisión del presidente de la FIFA, el Sr. Joseph Blatter.

Sorprender ver la situación que el todavía presidente de la FIFA que se ha visto obligado a dimitir, pero no a dejar su cargo hasta finales del próximo mes de febrero de 2016, y pensar que la misma situación en una compañía normal sería imposible (y si no que se lo pregunten a la Volskwagen), pero parece que en organizaciones como la FIFA es admisible.

El escándalo de la FIFA estalló el pasado mes de mayo, hace ya 5 meses, cuando 14 dirigentes y ejecutivos de marketing deportivo fueron acusados de corrupción por las autoridades americanas. Por lo que parece, a los patrocinadores de la FIFA se les está acabando la paciencia porque después de saber que la fiscalía suiza acaba de imputar al presidente de la FIFA por varios delitos, estas marcas entienden que la crisis de reputación que afecta a la FIFA les está generando una mala reputación a ellos, que se supone que se vinculan al fútbol como patrocinadores por que los valores que emanan de la FIFA coinciden o se acercan a los valores empresariales o éticos que ellos defienden.

Otra vez se pone de manifiesto que las malas prácticas directivas comportan al corto al medio o al largo plazo, problemas de reputación a la marca y por ende a las empresas, como en este caso, que apoyan a dicha marca, en este caso a la FIFA.

A ver si se puede sacar algún aprendizaje de esta crisis reputacional.


One Trackback

  1. […] Fuente: Reputación de marca […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *