descarga

Este tal vez podría ser un titular de prensa después de haber leído la información que han facilitado las empresas del IBEX sobre lo que ganan sus principales ejecutivos.

Antes que nada hay que decir que lo publicado puede ser compartido o no, pero al ser compañías privadas son sus órganos de decisión, como es la Junta General de Accionistas, los que pueden decir si están en contra o no de los sueldos y retribuciones de sus máximos directivos.

De media el sueldo de los directivos de las empresas que cotizan en el IBEX es 75 veces superior a la media que ganan sus empleados. Una cuestión que deberíamos hacernos: ¿cuánto hace ganar este alto directivo a su empresa y sus accionistas?.

Entiendo que si la gestión de estos directivos hace ganar dinero a la compañía a la que presta sus servicios profesionales pues entonces que le remuneren bien.

De todas maneras podemos resaltar de la información algunos casos, por exceso y otros por defecto:

– El presidente de Inidtex gana 366 veces más que la media de empleados

– El presidente de Ferrovial, 151 veces más que sus empleados

– El presidente de Telefónica, 123 veces más

– El presidente de ACS, 116 veces más

– El presidente de Bankinter, 11,4 veces más

– El presidente de Red Eléctrica, 9,85 veces más

– El presidente de Bankia, 8,17 veces más (hay que recordar que la entidad está nacionalizada)

Vuelvo a insistir, son empresas privadas que pueden pagar lo que quieran a sus directivos, pero parece que no sea el mejor momento económico para ver estas diferencias, y sobretodo da la sensación de que estas diferencias retributivas tan amplias no sé si se corresponden con lo que debería ser un buen gobierno corporativo, que ayudaría a la marca a construir su reputación ante sus stakeholders.

Insisto, no es un tema de fondo sino que creo más bien que es un tema de forma y percepciones y no podemos olvidar que las percepciones son las que hacen construir la favorabilidad o no de la reputación de una marca


One Comment

  1. Posted 22 Junio, 2014 at 8:36 | Permalink

    Sin duda la publicación de este tipo de información afecta a su reputación y sobretodo en dos de sus dimensiones. La de RSC y la de simpatía.
    Como bien dices, tienen derecho ha decidir lo que crean oportuno desde sus órganos de gobierno, pero cuándo pasa ha ser información pública, la sociedad lo interpreta como actos de egoísmo y insoliradidad. En consecuencia sus directivos y las compañías pierden puntos en simpatía hacia la sociedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *