descarga

Según hemos conocido la operadora de telefonía Jazztel es la compañía más agresiva en sus estrategias comerciales de telemarketing y a la vez es la que más incumple el código deontológico que firmaron todas las compañías del sector en el año 2012 para realizar buenas prácticas comerciales.

El hecho de ser una compañía agresiva comercialmente hablando no genera, en principio, ningún problema de reputación pero lo que si es seguro que las actuaciones y la puesta en práctica de dicha estrategia provoque problemas de reputación a la marca y eso es lo que le ha sucedido a Jazztel. Esta práctica si que provoca un reconocimiento negativo de la marca y como consecuencia un problema de reputación de marca entre tus públicos objetivos.

Vuelve a quedar demostrada la importancia de alinear los comportamientos de la marca con la comunicación de la marca para conseguir un reconocimiento que ha de llevarte a una buena reputación de marca.

Lo sorprendente del caso de Jazztel es que firmó hace 2 años un código de buenas prácticas deontológicas, junto al resto de operadores, y se ha demostrado que de todas las compañías es la que menor grado de cumplimiento del mismo tiene. El código de buenas prácticas incluye 9 indicadores de gestión que las compañías deben cumplir en sus relaciones con los clientes y que están relacionados con sus estrategias comerciales.

Una cosa es lo que eres y otra muy diferente es lo que haces. Si hay un gap tienes un problema de reputación de marca.


One Comment

  1. Gregorio Rivas
    Posted 1 Marzo, 2014 at 22:14 | Permalink

    Otra vez das en la diana Carlos. La deontología es un valor que las marcas parecen no tener en cuenta en áreas como la telefonía móvil. Tal vez, uno de los casos más puntiagudos sea el de Jazztel, aunque sus competidores tienen también aristas que cortan. Solo haría falta preguntar a quienes han dejado de operar con ellos para concluir que un posicionamiento agresivo en precio (engañoso frecuentemente) no garantiza pretensiones. Cuestión de reputación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *