images (1)

Hemos conocido que una gran marca como es Zinkia, la creadora de la serie de TV Pocoyo y con una gran reputación de marca ha solicitado el preconcurso de acreedores para conseguir 3 meses de tiempo para poder encontrar una solución para refinanciar los 10 millones de euros de deuda. Por lo que parece Zinkia ha renunciado a una emisión de obligaciones por valor de casi 8 millones de euros que le hubieran permitido cubrir necesidades de tesorería y refinanciar su deuda. Ante esta negativa la compañía entra en un período de incertidumbre que espero que se solucione pronto

¿Qué reflexiones podemos sacar de este caso?

Es curioso ver el ejemplo de una pequeña/mediana empresa que tiene una marca tan poderosa y conocida y con tanta reputación de marca pero que se enfrenta a una situación de crisis reputacional provocada por su situación financiera.

En este caso se ve cómo existe una clara relación entre las prácticas empresariales, la gestión directiva y la reputación de marca. Prácticas desarrolladas por sus directivos que han sido los responsables de crear y potenciar una marca de entretenimiento pero que ahora mismo, esos directivos, han de ser capaces de gestionar una situación que puede llevar a otra situación más complicada, según cuales sean sus movimientos.

Lo que se demuestra una vez más es que por muy potente que sea una marca, por muy buena reputación que tenga no es suficiente para que sobreviva en el mercado actual. Se debe valorar también y tener en cuenta que la construcción de la reputación de una marca pasa por alinearla también con la cultura organizacional y con los comportamientos de la marca.

Ojalá Zinkia sea capaz de gestionar bien esa situación de crisis reputacional para no lamentarnos de la desaparición de una marca tan potente como Pocoyo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *