images

Parece que hoy en día es mejor pagar para proteger tu reputación de marca y así evitar una crisis reputacional, que invertir  cada día un poquito en construir unos comportamientos empresariales diferentes.

Por lo menos eso se desprende de la información que hemos conocido de que el banco JPMorgan y la agencia federal financiera de la vivienda en los Estados Unidos, han llegado a un acuerdo (es decir han pactado) el pago de cerca de 10.000 millones de euros ( no me he equivocado en la cifra) para evitar así posibles demandas civiles y penales por el rol que jugó dicha entidad financiera en el caso de las hipotecas basura del 2008 de Fannie Mae y Freddie Mac respecto al supuesto fraude financiero a la hora de vender activos respaldados por hipotecas que dieron origen al estallido de la burbuja inmobiliaria así como al estallido de la actual crisis financiera.

Me vuelvo a preguntar otra vez, y no será la última:

1.- ¿Ningún directivo de JP Morgan era conocedor de estas prácticas internas?

2.- ¿Nadie de dentro del banco sabía nada?

3.- ¿Cuanto ganaron entonces para 5 años después pagar 10.000 millones de euros de multa y ahorrarse problemas en el futuro?

 

Vuelvo también a pensar, pero no quiero creérmelo que es más barato establecer malas prácticas empresariales y luego pagar la multa, que te toque hacer un proceso inverso de evitar internamente esas malas prácticas e invertir en construir de forma constante la reputación de tu marca.

Insisto una vez más: para construir la reputación de nuestra marca debemos primero evaluar y valorar nuestra cultura organizacional y posteriormente debemos hacer lo mismo con los comportamientos que tiene la marca, por que si no pasan cosas como éstas, aunque a los de JP Morgan no es la primera vez que les pasa. Se lo deberían mirar en serio.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *