images

 

 

Acabo de leer un libro bastante interesante, editado el año 2011, que probablemente mucha genta haya leído. Es de Jack Trout (padre del posicionamiento) junto a Steve Rivkin y Raúl Peralba y se titula “Reposicionamiento”.

La verdad es que ha sido una lectura que no me ha dejado indiferente y que recomiendo hacerlo ya que de una manera muy sencilla nos explican conceptos para que las marcas aborden la competencia, el cambio y la crisis de la mejor manera posible y con garantías de éxito.

Por mi lado me ha servido la lectura para relacionar mi conocimiento sobre el proceso de construcción de reputación de una marca con la idea de “reposicionar” una marca en el mercado. En el libro se recuerda el concepto de posicionamiento (“como diferenciarse en la mente de los clientes potenciales”) y ahonda en el nuevo concepto de reposicionamiento y que lo define “como ajustar las percepciones que tienen los clientes sobre nosotros o nuestra propuestas o nuestros competidores”.

Esta definición me ha llevado a relacionar dicho concepto con el de reputación de marca que la entiendo “como el prestigio consolidado por una marca a lo largo del tiempo antes sus stakeholders por las acciones que lleva a cabo”.

En el fondo de la cuestión la reputación trata de construir ese prestigio en base a las percepciones que sus grupos de interés tienen de ella. Sabemos que cambiar las percepciones no es fácil y que cuesta mucho tiempo (nadie dijo que las codas eran fáciles) pero creo que las marcas tienen un gran reto por delante para buscar un reposicionamiento en el mercado y dicho reto pasa por el conocimiento y la gestión eficaz de las percepciones de sus stakeholders para construirse una reputación de marca diferenciada, que les permita un nuevo reposicionamiento en el mercado. La idea sería la de construir y centrase en una idea diferenciadora y llevarla a la mente de todos sus grupos de interés.

Como se dice también en el libro, “los atributos, valores o beneficios que transmiten las marcas se canalizan a través de las palabras, ideas o conceptos”. Por ello es muy importante la relación o el binomio existente entre reposicionamiento y reputación ya que ésta se ha de basar en la gestión de las 3c’s: cultura, comportamiento y comunicación.

Tal como dice Peter Drucker la función principal de toda organización es emprender innovando y el proceso de reposicionamiento de marca se puede conseguir con el proceso de construcción de reputación de marca.

 

 

 

 


One Trackback

  1. […] original publicado en Reputacion de Marca por Carlos […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *