images (1)

 

 

 

Leo con mucho interés una noticia publicada en compromiso RSE sobre las recomendaciones que hace John Hall, CEO de Digital Talent respecto a los principios por los que la transparencia hace mejor a un líder y le construye una buena reputación de marca.

Propone 8 maneras de incorporar la transparencia en el liderazgo de cosas cotidianas:

1.- En el contrato: conocer las expectativas del candidato y explicarle las posibilidades en la empresa

2.- En el despido: hay que comunicar las metas que deben conseguir los empleados y si no se consiguen se les tienen que decir

3.- Compartir las lecciones que has aprendido. Se debe compartir con los empleados los errores cometidos, ya que se aprende más de los errores que de los aciertos

4.- Colaborar: engañar o esconder información no ayuda a tener buena relación con el equipo

5.- Estrategia: explicar las estrategias que se van a seguir para que todos vayan en la misma dirección.

6.- Cultura: un buen ambiente en la empresa beneficia a todos

7.- Bienvenidos sean los comentarios: si se asusta por recibir críticas de empelados o de clientes puede que sea una señal de que se debe mejorar en alguna área

8.- Relación con clientes: mantener una relación de transparencia con clientes ayuda a prevenir posibles comentarios y opiniones negativas

Lo cierto es que me parecen ocho puntos extraordinarios y muy sencillos de aplicar si se quiere, por ser de sentido común. ¿Por qué digo esto? Porque me da la sensación de que estos ocho puntos son más aplicables a culturas anglosajonas que latinas ya que, por ejemplo, en el siglo XXI se sigue pensando en la idea de que la información es poder y no compartir esa información es mejor que compartirla, para garantizarme mi parcela de poder dentro de la empresa.

Dichos principios o reglas o como queramos llamarle, vuelven de nuevo a hacerme reflexionar sobre la importancia de las 3 C’s en el proceso de construcción de la reputación de una marca: cultura, comportamientos y comunicación.

Son la base de la credibilidad, la confianza y la transparencia que cualquier marca necesita hoy en día para subsistir en este mercado global tan complicado.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *