Hemos conocido que la Comisión Nacional de la Competencia ha hecho público los resultados de una investigación iniciada en abril del 2010, donde impone multas por valor de 54 millones de euros a diversas compañías navieras de las islas baleares por formar un cartel que iba en contra del libre mercado.

Por lo que dice el informe de la CNC, desde el año 2001 hasta el año 2010, diversas compañías navieras de las islas entre ellas la citada Trasmediterránea, Balearia, Isleña de contenedores, sercomisa, mediterránea pitiusua y trasmapi balearia fijaron entre ellas los precios y condiciones comerciales o de servicios en las líneas de transporte marítimo de mercancías o pasajeros entre la península y las islas baleares, así como entre las islas.

De los 54 millones de euros de multa, 36 de ellos son para Trasmediterránea, del grupo Acciona, 16 millones a Balearia y el resto, 2 millones a las otras compañías.

Como siempre en estos casos hay varias lecturas por realizar:

1.- ¿Cuánto dinero ha facturado Trasmediterránea en estos 10 años? En el año 2011, la compañía de servicios logísticos y de transporte facturó 714 millones de euros. Es decir la multa representa una mínima aparte de sus ingresos durante este decenio, que seguro que no afectan a su cuenta de resultados

2º.- Hemos sabido que el presidente de Acciona piensa recurrir la multa por que en el año 2001 no había adquirido la compañía Trasmediterránea. Yo me pregunto: cuando una compañía del tamaño de Acciona compra una compañía como Trasmediterránea, ¿de verdad que no sabe nada de este tema?, ¿y del año 2011 hasta el 2010, qué pasa?

3º.- Por cierto, el año pasado la misma compañía y Balearia fueron multadas por hacer lo mismo en la línea entre Algeciras y Ceuta. La multa fue entonces de 12 millones para Acciona y 2,5 millones para Balearia.

Volvemos a estar ante un caso de gestión directiva que, con unas malas prácticas “conocidas o desconocidas” por los directivos, vuelven a poner en tela de juicio la credibilidad y la reputación de esas marcas.

Cada día la clase directiva debería ser más consciente del riesgo reputacional que para la marca pueden tener unas malas prácticas empresariales. Es curioso ver en cambio, como estas compañías citadas como Trasmediterránea o Balearia en sus webs nos hablan de todo lo que están haciendo para construir y mejorar su reputación de marca. Creo que tienen alguna “vía de agua” que deben reparar inmediatamente, ya que el ciudadano/consumidor es más inteligente de lo que las marcas se creen.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *