Muchas veces nos preguntamos si le sale caro o barato a una marca una política informativa errática o inexistente con sus clientes. Podemos pensar, la mayoría de las veces que no les afecta o que les sale muy barato.

Hemos conocido hace poco, aunque ha pasado bastante desapercibido no quiero dejar de mencionarlo y reflexionar sobre el hecho de que la Generalitat de Catalunya ha impuesto una multa a Endesa de 550.000€ por su mala política informativa a raíz  de la gran nevada que hubo en Catalunya el pasado mes de marzo del 2010.

Vamos por partes:

1º.- Puede parecer, como siempre que una multa de este importe para una compañía que factura miles de millones de euros es irrisoria. Sale más barata pagarla y punto

2.- Hay que recordar que también Endesa fue multada con 10 millones de euros por el apagón que sufrió la ciudad de Barcelona en julio del 2007

3.- El motivo de la multa de ahora viene originado, básicamente por que Endesa podría haber hecho algo mejor su comunicación con Ayuntamientos y Gobierno durante los incidentes de la nevada del 2010.

Es cierto que la nevada del año pasado fue única, es decir, que no se podía haber previsto de ninguna manera. Lo que más me sorprende del caso es que cómo puede fallar la comunicación en situaciones de crisis de una manera tan flagrante en una compañía de este calibre. ¿Cómo es que puede fallar algo tan básico como es los errores de comunicación en una situación de crisis?. Un manual de buenas prácticas de comunicación en situaciones de riesgo define, entre otras cosas y expone de una manera muy clara quienes son los grupos de interés a los que se debe informar, incluso los puede priorizar cuando una marca sufre una situación de crisis.

Me cuesta entender que las marcas sigan cometiendo errores “tan primarios” como los que te llevan a tener que pagar una multa por una situación como esta.

 

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *