Cada vez que leo el informe que publica el Centro de Investigaciones Sociológicas, se me ponen todavía más los pelos de punta.

Acabamos de conocer el último barómetro publicado, el correspondiente al mes de junio, que arroja, entre otros datos muy interesantes, los siguientes resultados:

– El 85,6% de los españoles ve la corrupción muy extendida en España.

– La clase política es EL 3er. PROBLEMA de los españoles (24,7%) por detrás del paro (82,6%) y la economía (47%)

– Las comunidades autónomas son las instituciones donde la corrupción es más extendida según los españoles (76%)

– Los focos de corrupción se dan en la concesión de obras públicas, la construcción y la concesión de subvenciones

– Los políticos son los más corruptos (86,6%), seguida de los empresarios (69,3%) y de los jueces (52,9%)

– El 61,2% prefieren a un político honrado aunque sea poco eficaz

– El 69,4% piensa que los políticos no se esfuerzan en perseguir la corrupción entre sus miembros

Lo que está claro es que nadie puede poner en duda la credibilidad del CIS y los datos que aporta que freo que son fiel reflejo de lo que piensan los ciudadanos en estos momentos. Este último informe, se realizó entre el 2 y el 9 de junio pasado, mediante 2.472 entrevistas, es decir máxima garantía de la institución y del método.

Ahí van algunas reflexiones:

1.- No sé dónde vamos a llegar, pero me sabe muy mal leer datos como éstos. Son demoledores

2.- Me da la sensación de que no “se mueve nada”. Es decir que el status quo ya le va bien a la clase política. Eso tal vez pudo ser la chispa que hizo saltar y encender el movimiento de los indignados del 15M

3.- Me apena mucho, como ciudadano, tener que aceptar estadísticas de percepción como éstas.

4.- No sé cuántas muestras más necesita o puede necesitar nuestra clase política para que reaccione ante indicadores como estos, ¿es que no son suficientes?, ¿tan difícil es poder reconducir el rumbo” y adaptarse a lo que la sociedad demanda?

5.- ¿por qué nuestra clase política sigue hablando de “desafección” de los ciudadanos?, ¿es que no leen el barómetro del CIS?

He avisado muchas veces ya de la necesidad urgente que tiene  la clase política en nuestro país para que pueda re-construir su reputación y ganarse de nuevo la credibilidad y la confianza de los ciudadanos.

Alguien podrá interpretar que, en tiempos de crisis, la opinión pública castiga a los políticos. Vale lo acepto, pero creo que en España todavía no se ha “castigado” a nuestros políticos, y también me pueden decir que no todos los políticos son iguales, vale lo acepto también.

El tiempo pasa y los movimientos se demuestran andando. A ver si empezamos ya a nadar.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *