¿El poder de un anunciante puede estar por encima de la ética empresarial?

Hace unos días hemos leído en los medios de comunicación que la Comisión Europea ha impuesto una multa de 315 millones de euros a 2 grandes compañías del sector de consumo: Unilever y Procter&Gamble.

Según parece estas compañías pactaron precios durante 3 años en 7 países europeos. Según lo leído en la prensa, Henkel se ha salvado de la multa por que colaboró con la comisión europea.

Y también parece ser que como que “han sido buenos chicos” les han reducido un 50% y un 25% el importe final de la multa.

Ante esta información me hago varias preguntas:

1.- ¿Cuánto representa esta multa (211 millones de euros para Procter&Gamble y 104 millones para Unilever) sobre sus ventas?. Procter&Gamble vende 55.000 millones de dólares al año y  Unilever vende 46.000 millones de euros al año. Para una representa un 0,38% de las ventas y para la otra un 0,22%

2.- ¿Cuánto dinero han ganado durante el tiempo ha durado el cartel, es decir 3 años?

Posible respuesta a estas 2 primeras preguntas: les ha salido rentable pagar la multa

3.- Estoy convencido que si vamos a las webs corporativas podremos leer sus principales elementos de identidad y nos hablarán de valores, misión y visión y demás cosas que tras esta multa, ¿no pueden quedar en papel mojado?

La mayoría de las veces estas grandilocuencias suelen acabar en papel mojado y para ser colgado en las paredes de la compañía.

4.- ¿Se resienten las ventas de estas empresas tras una multa como ésta?

5.- ¿Qué deben estar pensando y cómo se deben estar sintiendo los miles de empleados de estas compañías?, ¿saben lo de la multa a su empresa?, ¿pueden expresar su opinión internamente o la gente tiene miedo de que la echen a la calle?

6.- ¿Cómo se deben sentir los directivos que idearon este cartel?, ¿se sienten mal o están orgullosos del dinero que han hecho ganar a sus empresas?, ¿los han cesado de sus puestos directivos?

7.- ¿Está permitido todo en el libre mercado?, ¿valen todas las reglas de juego para ganar cuota de mercado?, ¿tanto aprietan los accionistas en tiempos de crisis?

Todas estas preguntas no me llevan a ninguna respuesta concreta. Tal vez me lleven a pensar la impotencia que como ciudadano tienes ante estos conglomerados mundiales que si en Europa hacen esto, ¿qué harán en otros países con controles menos estrictos?

En el fondo me siento triste porque veo también que la reacción de los medios de comunicación ha sido bastante tenue, ¿no será que tienen miedo a criticar porque son dos grandes anunciantes mundiales y los medios de comunicación viven de la publicidad?

No sé si esta es la mejor manera de construir la reputación de una marca porque me parece  que se contradice con lo que ellos mismos intentan “vendernos” por otro lado.

 


One Comment

  1. Posted 20 Abril, 2011 at 12:29 | Permalink

    Hola Carlos,

    Hoy por hoy parece que los números de la treta les salen bien. hacer el cártel les ha salido rentable.

    Sin embargo el consumidor está cada día más atento a estos comportamientios, está mucho más informado e interacciona más sobre la relación que tiene con los productos/marcas/empresas.

    La tendencia es que hoy les ha salido menos rentable que hace unos años y que en uno años estos comportamientos dejarán de ser rentables.

    Probablemente las empresas que tengan en cuenta la reputación, las que se comporten de acuerdo a lo que proclaman en sus valores, serán las que van a tener más éxito en el s.XXI

    Hildebrand

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *