Hemos conocido hace pocos días un nuevo caso que pone en tela de juicio la reputación de la clase política: una juez investiga e imputa a 11 personas, por haber descubierto casos de prejubilaciones irregulares, a raíz de unos expedientes de regulación de empleo, en este caso en Andalucía.

Por lo que parece entre el año 2003 y el año 2010 se detectaron irregularidades en 12 empresas que se acogieron a diferentes expedientes de regulación de empleo. Parece ser que se beneficiaron 39 personas, aún faltan 15 expedientes por revisar, en los que se introdujeron a cargos políticos socialistas de Andalucía. Como ejemplo se cita a 2 personas que fueron introducidas en el expediente de regulación de empleo que llevó a cabo Mercasevilla y que nunca pusieron los pies en la citada empresa.

Si son ciertas y fundadas las pesquisas de la juez, volvemos a estar en un caso de crisis de reputación de la clase política que no deja margen de duda.
Es una pena, por que probablemente hay “otra” clase política que no le gustan estas cosas y cómo se hacen las cosas actualmente y que aboga por una re-generación de la credibilidad política. Me parece muy bien y lo aplaudo, pero no podemos olvidar que los que más les interesa a los medios de comunicación es sacra a la luz pública aquellos temas que no funcionan bien.

He insistido, insisto y no cejaré en insistir que para que la clase política recupere grado de confianza y credibilidad ante los ciudadanos debe “reinventarse”. Para ello podrían empezar todos los partidos políticos por tener, por ejemplo, códigos éticos DE VERDAD o políticas de gobierno corporativo y que todos sus miembros lo conocieran y aplicaran
Tal vez sería una manera de recuperar esa credibilidad perdida, pero desconozco si alguna formación política dispone de ello.


One Comment

  1. fernandezdelcampo
    Posted 17 Febrero, 2011 at 22:45 | Permalink

    Totalmente de acuerdo, Carlos.
    No es por hacer publicidad, pero en Cataluña hay un pequeño partido que ha propuesto en el Parlament un decálogo de medidas, un denominado "Pacto contra la corrupción", al cual los demás partidos catalanes han respondido con un elocuente silencio.
    http://www.ciudadanos-cs.org/docs_para_links/DECA-1-cast-tra.pdf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *