La Oficina Anticorrupción de Catalunya, coincidiendo con el Día Internacional contra la Corrupción, ha presentado un informe sobre la percepción de los catalanes sobrela corrupción. Los resultados no pueden ser más desalentadores:
– El 85% de los catalanes considera a los partidos como corruptos
– El 54% creen que la corrupción ha aumentado en los últimos años
– El 60% cree que hay mucha/bastante corrupción
– El 67% considera poco objetiva la información que dan los medios de comunicación sobre casos de corrupción
Recomendaciones del estudio:
– La oficina antifraude pide un pacto contra las malas prácticas
– Compromiso institucional de lucha contra la corrupción
Mi reflexión:
Me ha sentido muy abatido con estos resultados y espero que en la próxima ola de resultados se puedan ver loas mejoras pero para ello ha de ser la clase política la que ponga remedio. Toque de atención y de reflexión también para los medios de comunicación, uno de los grandes mensajeros a la hora de configurar la reputación de la clase política.
No me importaría ver que la clase política aplicara protocolos de actuación y códigos de buenas prácticas al igual que las empresas privadas están intentando aplicar, algunas con más éxito que otras, pero creo que lo más importante es poner las bases para que la clase política pueda reconstruir su reputación ante la ciudadanía.
Ciudadanía que me parece que se está “portando muy bien” ya que creo que en otras sociedades se hubieran pedido más explicaciones después de la publicación de un informe tan demoledor.
Me imagino que la sociedad tiene, en estos momentos, problemas más prioritarios que éstos, pero no debería ser así

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *