Hace mucho tiempo estamos viendo como aparece en el management empresarial la necesidad de adecuar las políticas de las compañías a los valores de la sociedad o de los grupos de interés a los que sirven las compañías.
La verdad es que del artículo publicado en La Vanguardia, del que recomiendo su lectura, me gustaría destacar que parece que hay esperanza en el futuro ya que “la reputación de las marcas y la generación de confianza están íntimamente ligadas a la honradez, la transparencia, la calidad del servicio y la responsabilidad empresarial” según dice Doménec Melé, titular  de la cátedra de Ética Empresarial del IESE.
Me gusta leer cosas como éstas, por que de esta modesta plataforma, hace tiempo que vengo sugiriendo que las marcas deben reorientar sus estrategias empresariales para construir su reputación y que ya no han de basarse en antiguos métodos de trabajo, sino en aspectos que los ciudadanos reclamamos a las marcas: transparencia, honradez, definición de una misión y una visión, etc.
Nos gustaría que ello no quedara en saco roto y no voy a cejar en mi empeño de seguir trabajando y apuntando esta nueva línea de management empresarial para conseguir construir de la mejor manera posible la reputación de una marca, para que se pueda distinguir de las demás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *