Yo creía que lo de los productos milagro que vendían los charlatanes del far west y que veíamos en las películas ya no existía, pero veo que en el siglo XXI todavía hay casos.
La Junta de Andalucía ha multado a la empresa PowerBalance por publicidad engañosa con 15.000€ de multa (he hecho unos pequeños cálculos y dicha multa representa un 0,13% de sus ventas de un año).
Varias objeciones al respecto:
1.- Esta compañía ha vendido en España 300.000 pulseras con una facturación aproximada de 11.000.000 millones de euros. La multa representa la venta de, aproximadamente, 500 pulseras
2.- Ya en abril pasado el Ministerio de sanidad informó a las comunidades autónomas que esta compañía hacía publicidad engañosa
3.- Un estudio hecho por la Universidad Politécnica de Madrid demostró que dichas pulseras no tienen ningún efecto sobre el equilibrio.
Yo me pregunto: ¿Falta algún argumento más?, ¿cómo pueden vivir “en el mercado” marcas como éstas?, ¿esta es la manera de construir la reputación de una marca?, ¿vale TODO para vender en época de crisis?, ¿no falla el primer principio de mercado que dice que has de vender un producto de calidad?, ¿qué argumentos dará la compañía para rebatir esta denuncia?.
Esperemos acontecimientos, pero no soy muy optimista…


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *