Hace unos días publicábamos en este mismo blog la información relativa a la reputación de Airbus después del primer accidente sufrido por un Airbus A380 de la compañía australiana Qantas.
Pues bien según hemos sabido por la prensa Rolls Royce, el fabricante de los motores de dichos aviones, deberá cambiar y sustituir 40 de dichos motores. Por este motivo, la compañía aérea australiana mantiene toda su flota de los Airbus A380 en tierra sin poder despegar, con el coste económico que ello representa. Lo han hecho al igual que lo han anunciado Lufthansa y Singapore Airlines que han decidido cancelar todos sus vuelos hasta que no se arreglen los motores defectuosos.
De momento no se sabe el coste económico que tendrá para Rolls Royce dicha gestión de crisis, pero Qantas ha confirmado que pedirá una indemnización a Rolls Royce.
A simple vista da la sensación de que a nivel de la gestión de crisis, la actuación de Airbus y en este caso la de su proveedor de motores, Rolls Royce, está siendo ágil y diligente: Retirada de producto defectuoso para poder volver lo más rápidamente a suminsitrar motores nuevos con la máxmia garantía y fiabilidad y recuperar “capital reputacional” lo antes posible.
Lo sorprendente del caso es que el “problema de reputación” lo tenga una compañía como Rolls Royce, parece increíble, pero es así. “Torres más grandes han caído”
Veremos cómo evolucionan los acontecimientos


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *