Muy interesante el artículo publicado por el Suplemento Es de La Vanguardia del pasado día 7 de octubre.
Se titula Cómprame y viene a ser una reflexión del poder de los niños a la hora de decidir la compra de productos de primera o no primera necesidad en su familia.
Quiero resaltar algunos párrafos del mismo que me han llamado mucho la atención y que merecen una reflexión por parte de todos:
1.- “Según la encuesta realizada por la empresa especializada en investigación de mercados Milward Brown, un 73% de los niños españoles de entre 8 y 12 años afirmaron que influyen en las compras de sus padres, sobre todo a la hora de adquirir ropa y zapatos (50%), alimentación (37%) o acudir a un determinado restaurante o establecimientos de comida rápida (31%). Un 8%aseguró que influía en el coche escogido por sus progenitores”.
2.- “Es la familia, por tanto, el agente que asienta las bases del comportamiento de compra de los hijos, si bien el más influyente serán los compañeros, que les empujarán a seguir tendencias, a tener cada vez más, lo mejor, lo último, lo más caro.”
3.- “El hijo se ha convertido en el centro privilegiado de las multinacionales que han descubierto el filón que supone la influencia infantil en la modificación del comportamiento de compra de los mayores”.
4.- “En los mercados globalizados de abrumadora oferta, ya no se regresa a la tienda de una marca cuando esta pierde credibilidad, pero tampoco cuando el valor simbólico conferido (como imagen de un estilo de vida) no corresponde con el que quiere darse cada cual.”
5.- “…por eso es importante aprender a diferenciar entre necesidad y deseo.”

Creo que es un artículo que pone un poco en tela de juicio las actividades que ponen en en marcha las marcas para llegar, en este caso, a chavales de como máximo 12 años.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *