Aunque parezca increíble el titular de este post es de La Vanguardia de finales de septiembre.  Parece ser que el Gobierno de España está buscando algún tipo de agencia de relacione públicas que le ayude a mejorar la imagen de nuestro país sobretodo en los países anglosajones.
Me imagino que lo que quiere el Gobierno es que alguien le asesore de cómo mejorar su imagen en el exterior. A este táctica creo que han recurrido TODOS los presidentes españoles desde la democracia y no se si los resultados han sido tan buenos. La verdad es que un gobierno se debería preguntar antes cómo está construyendo su reputación para luego poder tomar las medidas oportunas y corregir errores. El trabajo que puede hacer un asesor, si el producto no es bueno, podrá “maquillarlo” por un tiempo pero es necesario que “el producto” que se venda sea de calidad, ante todo.
Creo que hay un refrán que dice que “puedes mentir a mucha gente durante un tiempo, pero no puedes mentir a mucha gente durante mucho tiempo” (perdonarme si no es exacta la cita).
Hay que trabajar bastante los aspecto de reputación, en esta caso de un país, y luego poder contratar un asesor para que lo acabe de de poner “en valor” y “en bonito”.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *