Este es el título con el que hace unos días abría su escrito en La Vanguardia el Sr. Francesc de Carreras. En dicha columna hace una reflexión muy acertada para los políticos, cogiendo como base una carta al director que publicó el mismo rotativo. En su comentario escrito el autor dice que a los políticos les falta sentido común para que se dejen aconsejar por su vecino, el camarero del bar o el quiosquero ya que probablemente tendrán más sentido común que el que le aportan los estudios, expertos, asesores, encuestas, etc.Tal vez todos deberíamos tomar nota de ello y extender dicho sentido común a cualquiera de las marcas con las que trabajamos o nos relacionamos habitualmente.
Por cierto me ha encantado la autocrítica que hace el Sr. de Carreras al ámbito de los periodistas. Gracias


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *