Hace pocos días la iglesia belga reconoció, en rueda de prensa por parte del Arzobispo André-Joseph Leonard los errores que se habían cometido en el tema de los abusos sexuales.
La comparecencia fue consecuencia de que 3 días antes había salido a la luz un informe que recogía cientos de casos de abusos sexuales que se habían producido durante mucho tiempo.

En la breve rueda de prensa que protagonizó el arzobispo se anunciaron algunas de las medidas que si iban a poner en marcha y comentó que estaban decididos a afrontar la problemática que tenían encima de la mesa.

Se podrá estar de acuerdo o no con el tema de fondo, pero aquí nunca he valorado ni lo haré este tema de fondo, sino que lo haré desde el tema de la forma.

En una situación de crisis, y no me cansaré de repetir que los más importante de todo, si es que ha habido, es reconocer los errores y explicar cuales son las medidas que se van a adoptar para afrontar esta situación y que no se repitan más en el futuro.
Hay que dar un margen de confianza, en este caso a la iglesia belga, para ver como reacciona ante esta situación, pero considero que el primer paso ya está dado y parece que en buena dirección.

Veremos el futuro que nos dice.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *