Está bien reconocer los errores, pero es necesario explicar las medidas que se están tomando para evitar repetir una situación.
Ésta es una de las máximas que se deben tener en cuenta a la hora de “re-construir” la reputación de una  marca después de haber sufrido una crisis.
“la ONU reconoció un total de 242 mujeres violadas en la RD Congo que durante 4 días llevaron a cabo tropas de la milicia de Ruanda a solo 30 kilómetros de los cascos azules en el Congo”
El Secretario General de la ONU lo calificó de “escándalo” y ha ordenado la apertura de una investigación. Eso es correcto y “de manual” pero parece que una ONG que actúa en el territorio, IMC, ya denunció con antelación los hechos y parece ser que con poco eco por parte de la misión de cascos azules. Tardaron 7 días en reaccionar, es decir, lo de la rapidez de reacción parece que no estaba en su manual de actuación. Según parece fallaron las comunicaciones.
La ONU ha admitido que fallaron en la RD Congo pero mi reflexión va un poco más allá: ¿ se pueden cometer errores como este en un país que lleva, por desgracia, una larga trayectoria de conflictos?, ¿pueden fallar las comunicaciones en el siglo XXI aunque estemos en África?. Creo que por el bien de la ONU, situaciones como estas deberían hacer reflexionar a la organización.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *