Parece que aquella frase típica y tópica de que “Tienes tanta mala suerte de que si montas un circo te crecen los enanos” es aplicable a los que le está pasando al alcalde de la ciudad de Barcelona, el Sr. Jordi Hereu: en 2 meses y medio ha perdido a tres piezas claves de su gobierno municipal. Dos de ellos “fueron”invitados a dimitir después de vivir alguna que otra situación de crisis y la otra persona, se marchó ella por sus propios pies. Creo que no ayuda en nada a construir la reputación de esta institución situaciones como las que estamos viviendo en los últimos meses. Está bien, “cortar cabezas” pero también se debe informar y comunicar a través de todos los medios posibles las medidas que se están tomando para que situaciones como éstas no se vuelvan a repetir.
Parece mentira que instituciones “tan potentes” no hagan servir los medios que tienen a su alcance para mitigar al máximo la erosión en la falta de confianza que está generando el Ayuntamiento de la 2ª ciudad más importante de España.
A ver si son capaces de darle la vuelta a la situación y reconstruir puentes de confianza con los ciudadanos


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *