Con este titular tan atrayente he podido leer hace unos días, una información publicada por La Vanguardia, donde se decía que los obispos catalanes van a hacer un curso de formación en comunicación. Me parece una idea brillante, pero yo tenía entendido que los obispos eran buenos comunicadores ya que cada domingo tienen la posibilidad de comunicarse con sus fieles. Lo único que me pregunto es que por qué ahora, y no hace 1 año ó 2 años, es decir, un tiempo atrás, cuando todavía no se había puesto en tela de juicio la reputación de la iglesia católica por culpa de los posibles asuntos de pederastas.

En fin, que más vale tarde que nunca, y felicidades a los obispos por querer afrontar una nueva etapa ante la opinión pública.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *