En la edición de La Vanguardia de hace unos días salió un artículo también muy interesante sobre la situación actual de crisis reputacional que hay en la iglesia católica. En él, cinco religiosos de la iglesia católica creen que se deberían condenar los abusos sexuales y como dicen ellos mismos “deberíamos ser más humildes”. En una situación de crisis reputacional, cualquier organización antes que nada, y después de haber hecho una investigación interna para aclarar los hechos, debería pedir disculpas por si por sus actuaciones, de mala o no mala fe, ha hecho daño a un tercero. Cuando los propios actores internos de la organización, en esta caso la iglesia católica, han dicho públicamente que se necesita más humildad, de alguna manera están reconociendo que esta gestión no se ha llevado d ela mejor manera.
desde aquí hemos de recordar que cuando eres el blanco de una corriente dopinión pública debes ante todo ser muy humilde en tus actuaciones ya que si no te pueden ver como una organización prepotente y eso, a la larga, se acaba pagando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *