Hace mucho tiempo que saltó a la “arena pública” el escándalo del Palau de la Música de Barcelona y no he querido tocar dicho tema hasta ahora. Hace unos días estamos viendo en los medios de comunicación los juicios que se están celebrando. El último, el de la exdirectora general del Palau fue sorprendente. en él, el actual Director general de la entidad dijo públicamente que se desviaron 2 millones de euros del patrocinio de Ferrovial. es una pena oír, ver o leer comentarios como éste ya que lo único que hacen es dañar la imagen de aquellas entidades que viven gracias a los apoyos de patrocinadores o mecenas. No se puede poner a todo el mundo en el mismo saco pero es cierto que actuaciones como ésta hacen que posibles patrocinadores o mecenas se retiren de apoyar causas que actúan bajo unos parámetros de transparencia y buen gobierno dignos de la mejor empresa privada. Es una pena pero me temo que ésta no será ni la primera ni la última noticia que podamos leer en los próximos meses sobre temas como estos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *