Hace muy pocos días nos despertamos con la terrible tragedia del mayor terremoto que ha sufrido Haití en los últimos 200 años.
Se ha escrito mucho, hemos visto centenares de imágenes y todavía nos quedan muchas por ver. La verdad es que la respuesta global ha sido espectacular. Según se ha podido leer en la prensa se están recaptando cifras récord en la primera semana para ayuda humanitaria en esa isla (MSF ha recaudado 35 millones de euros a nivel internacional, Cruz Roja Internacional, 71 millones de euros, Intermon en España, 1,8 millones de euros, Unicef España, 2 millones de euros y Fundació La Caixa, 1, 5 millones de euros). Mi reflexión va un poco más allá. La última gran crisis humanitaria global fue el Tsunami del sudeste asiático del día de navidad del 2004. Por aquel entonces no lo supimos, pero tiempo más tarde se supo que coincidiendo con dicha crisis, es cuando se empezaron a destapar asuntos de falta de reputación de algunas ONL con motivo de desviaciones de fondos y sobretodo de que la prometida ayuda humanitaria dificilmente había llegado a sus destinatarios más necesitados.
A ver si somos capaces de aprender de errores anteriores y esta vez no se comenten esos errores. Creo que la ciudadanía no lo volvería a permitir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *