El pasado domingo 3 de enero La Vanguardia publicó un interesante informe sobre “la mentalidad del funcionario” en nuestro país. La ficha técnica del mismo dice que la muestra escogida fue de 424 altos funcionarios de ministerios y de otros organismos dependientes del gobierno central. Lo que más me llamó la atención del artículo fue un cuadro denominado “Aceptación del control o influencia política por altos cargos políticos”. Más que interesarme por los resultados me gustó el estudio de los grupos de interés que son primordiales para los funcionarios, es decir aquellos stakeholders que son capaces de construir la reputación de los funcionarios. Éstos son: altos cargos políticos, oposición parlamentaria, medios de comunicación, grupos de interés (?????), tribunales e Instituciones Europeas.
Del informe también se desprende de quien aceptan menos control es de los medios de comunicación (70,5%), seguido de la oposición parlamentaria (65,8%), los tribunales (48,6%), las instituciones europeas (48,3%)y por último de los altos cargos políticos (33,7%).

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *