Parece mentira que no se aprenda de errores pasados. El pasado mes de julio del 2009, se produjo un incendio forestal en la zona de Tarragona donde, por desgracia, murieron 5 bomberos que estaban extinguiendo dicho incendio. A los 3 días del mismo, las autoridades políticas, en este caso el Consejero de Medio Ambiente convocó a los medios de comunicación para transmitir el informe que le habían entregado sobre la investigación que provocó dicho desgraciado incendio: se nos dijo que el origen del incendio fue un rayo. Pasados 6 meses, es decir el día 10 de enero del 2010, salta a la luz pública que la policía a detenido a 2 jóvenes por haber sido los “presuntos” culpables de provocar dicho incendio. El juez les tomó declaración y están en prisión preventiva.
No soy nadie para juzgar los hechos, pero ante una situación de crisis lo peor que se puede hacer es cerrar una investigación a las 72 horas. Es imposible conocer las causas de cualquier siniestro en tan poco tiempo. Lo que se debe hacer es analizar con mucha calma los hechos, abrir una profunda investigación y después de haberla estudiado se notifica a la sociedad para su conocimiento. Sirva de ejemplo el accidente de Spanair en el aeropuerto de Barajas en agosto 2008 del cual todavía no se saben las causas del mismo ya que sigue abierta la investigación.
Cuando hay una situación de crisis, las prisas son las perores compañeras de viaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *