“Con toda la que está cayendo” estoy convencido de que el gobierno catalán va a mirar con lupa todas las fundaciones que sea capaz de revisar, a través de los organismos competentes. Estoy convencido que “dicha caza de brujas”, que espero que no sea así, va provocar que paguen justos por pecadores. Ya sabemos que en la vida siempre suele pasar esto, o si no deberemos acordaros cuando en el colegio nos castigaban a todos mientras no saliera el culpable o malhechor.
Me huele que esto va a seguir por el mismo camino y estoy convencido que detrás de ellos vendrá el Ministerio de Hacienda a pedir explicaciones a más de uno. La verdad es que el terreno ha estado abonado, pero siguiendo el principio fundamental del derecho, en cualquier país democrático del mundo, todos somos inocentes hasta que se demuestre la culpabilidad.
Creo que ha llegado la hora de reclamar a todas las entidades que conforman el tercer sector que se “pongan las pilas” en lo que a políticas de transparencia y rendición de cuentas. No basta con hacer lo que se hace, hay que re-pensar lo que hacemos y extremar todavía más las medidas a adoptar para conseguir ser una entidad excelente en todos los sentidos y transmitir a nuestros grupos de interés realmente lo que somos y cómo lo hacemos. Para ello sólo hay un camino: ponerse a trabajar y no dejarlo como algo secundario que no forme parte del ADN de la organización desde hoy mismo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *