Hace unos días tuve la oportunidad de asistir en Barcelona a una jornada lúdico festiva organizada por una ONG que desconocía, Castellví Solidari. La jornada, fundamentalmente dirigida a niños y niñas me pareció muy interesante ya que quisieron acercar el trabajo que hacen con niños, precisamente a los niños. Me parece muy interesante actividades como estas ya que las organizaciones del Tercer Sector están obligadas a explicarle a la gente las labores que llevan a cabo con 2 fines: dar a conocer situaciones que nos pueden parecer que no existen, es decir acercarnos realidades, y también les puede servir para captar fondos para seguir operando. Quería reflexionar sobre este punto: siempre encuentro a faltar o echo de menos, que muchas organizaciones del Tercer Sector realicen actividades donde reunen a gran número de personas y no sean capaces de transmitir una política de transparencia en el más amplio sentido de la palabra. Está muy bien que nos enseñen que hacen, pero da mucha credibilidad que además te expliquen como gestionan sus proyectos, desde el punto de vista del éxito y cómo gestionan el dinero que reciben, por que no podemos olvidar que TODOS los ingresos que recibe cualquier organización del Tercer Sector solo proviene, básicamente, de dos fuentes: los ingresos privados y las subvenciones.
Animo desde aquí a todas las organizaciones que operan en el Tercer Sector a que sean capaces de desarrollar completamente la política de rendición de cuentas. Ya verán cómo cuando lo hagan la percepción sobre ellas cambiará 180 grados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *