Estamos inmersos, durante los últimos meses, aunque parece que en los últimos días hay más presión todavía, en una especie de tsunami de casos de presunta corrupción donde está implicada alguna parte de la clase política (vaya por delante la presunción de inocencia de todos los imputados). Ayer, el Presidente de la Generalitat de Catalunya hizo una declaración en el Parlamento de Catalunya explicando a la sociedad en general “que no todos somos iguales”. Últimante estoy escuchando y leyendo a voces importante que reclaman una regeneración de la clase política para conseguir recuperar la reputación que éstos habían llegado a tener, es decir, volver a conseguir la confianza de los ciudadanos.
¿Qué pasaría si hubiera alguna contienda electoral a la vuelta de la esquina?, ¿cómo reacionarían los ciudadanos ante la falta de reputación de algunos de nuestros políticos?, ¿castigarían los “consumidores” a los políticos igual que castigan a una marca cuando dejan de creer en ella por una falta de reputación provocada por unas malas prácticas?
En fin, preguntas a las cuales no tengo respuestas¡¡¡


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *