descarga (1)

Acabamos de conocer a través del Consorcio de Periodistas de Investigación, que uno de los principales bancos del mundo, el HSBC ayudó a sus clientes (más de 100.000) a evadir impuestos y ocultar sus fortunas (casi 90.000 millones de euros).

La verdad es que el revuelo mediático que se ha originado ha sido bastante elevado, pero no podemos olvidar que dichos datos se conocían desde el año 2010, es decir, hace 5 años. Según hemos conocido, los datos denunciados corresponden a la llamada lista Falciani, un exinformático que se llevó los datos de estos archivos que correspondían a diversas etapas del banco que iban desde el año 1998 hasta el año 2007, con lo cual creo, y no soy jurista, que todos los posibles delitos han prescrito. Continue reading


descarga

Estamos viendo en los últimos casos de multas en los EE.UU a compañías del sector financiero (Bank of America, JP Morgan o Citigroup) que la búsqueda por maximizar los beneficios de las compañías suele llevar a sus respectivos directivos a ejercer malas prácticas empresariales que, en muchas ocasiones, han acarreado problemas graves de reputación y también graves problemas económicos.

En este caso le ha “tocado el turno” a una de las 3 grandes agencias de calificación del mundo: Standard & Poors. La compañía ha preferido pactar con el Gobierno americano una multa de 1.3000 millones de euros a cambio de zanjar todas las acusaciones abiertas contra ellos por manipulación de valores financieros que en el año 2007 llevaron al inicio de la crisis financiera en los EE.UU. Continue reading


descarga

Este inicio de año 2015 ha traído la desaparición de una marca que durante 10 años había sido un referente en el sector de la cosmética: Corporación Dermoestética. Según publica El País, la compañía ultima un cierre después de 35 años de existencia. Según parece la situación de crisis de estos años ha pasado factura a la compañía y se ha visto obligada a cerrar sus 43 centros en España y despedir a 340 empleados.

Lo que más me ha chocado de la noticia es que Corporación Dermoestética basó en gran medida su capacidad de construcción de reputación con fuertes inversiones en TV que además le sirvieron para salir a bolsa en julio del 2005 e incluso cotizar en el selecto IBEX-35. Ocho años después, en 2013, abandonó el IBEX-35. Por el camino quedaron las formas de hacer de la marca que la llevaron a tener denuncias de antiguos pacientes que no estaban conformes con las soluciones que les habían hecho en sus clínicas. Continue reading


descarga (1)

Parecía que el sector bancario había tocado fondo en temas de reconocimiento y reputación sectorial pero hemos visto en estas últimas semanas como parece que no. Ahora resulta que el principal banco privado portugués y primer conglomerado empresarial del país luso, ha entrado en barrena ya que se ha destapado multitud de irregularidades en sus cuentas que han llevado al Banco Central Portugués ha intervenir el banco, que se paralizara su cotización, etc.

La que era una entidad bancaria con gran reputación parece ahora que es incapaz de aguantar la situación actual por multitud de problemas internos.

Otra vez se vuelve a poner en entredicho la reputación del sector bancario y otra vez se vuelve a poner encima de la mesa  que una crisis de reputación está provocada por sus propios directivos, en este caso las familias propietarias, debido a las malas prácticas empresariales que se han llevado a cabo durante mucho tiempo. Las malas prácticas solo se pueden corregir con buenas prácticas, con buenos comportamientos emanadas de una buena cultura interna de la organización.

Otra vez más se demuestra que con comunicación o con grandes campañas de publicidad, por mucho que tengas a Cristiano Ronaldo como imagen de marca, no se puede construir la reputación de una marca. Es más, con estas malas prácticas han conseguido generar una crisis de reputación al banco que costará mucho tiempo recuperar y como siempre mucho dinero invertir.

Que pena¡¡¡


images (1)

La fatalidad ha hecho que el gobierno de Malaysia tome el 100% de las acciones de Malaysia Airlines con el objetivo de hacer un giro de 180 grados en su gestión después de varios años de pérdidas, pero sobretodo después de perder en bolsa un 22% de su valor en el último año provocado por la pérdida de dos aviones en dos accidentes, uno en marzo pasado con la desaparición de un avión todavía sin localizarlo y con otro vuelo abatido el pasado mes de julio cuando sobrevolaba la zona de Ucrania en conflicto.

Es cierto que son dos fatalidades ajenas a la compañía pero si queda constatado que han provocado una caída en su reputación y en sus resultados económicos que han obligado a tomar cartas en el asunto para impedir males mayores como podría ser la desaparición de la marca.

De esta manera se demuestra otra vez el coste que puede tener para una marca una pérdida de reputación y en este caso no solo es pérdida de confianza o de credibilidad sino que además es pérdida económica y eso seguramente a los accionistas no les gusta nada.

Una crisis de reputación probablemente no se puede evitar pero si es cierto que hay que estar preparado para minimizarla y amortizar el duro golpe.